La cultura: mía, nuestra


    -Somo ciudadanos del mundo, porque el mundo es nuestro, nos pertenece. No tendría que haber ni fronteras, ni países, ni nada que nos prive de lo que es nuestro.
    Con la cultura pasa lo mismo, aunque es incluso mas intrínseco y más arraigado a nuestra esencia. La cultura no solo nos pertenece sino que es parte de nosotros, la humanidad; por tanto toda la cultura ha salido de nosotros, la creamos, le dimos forma y la alimentamos, cual vástago deseado.


   Las artes solo son etiquetas, simples cajones donde colocamos nuestras obras, nuestra creatividad más pura. Es cultura desde el diario del niño de seis años hasta la instalación más refinada expuesta en el MOMA.
    La esencia es la misma, la inquietud promueve ese sentimiento de creación, de avanzar y yace en él nuestro camino promoviendo que todos conozcamos lo que nos pertenece.



    -La música que endulza y sostiene un instante, para siempre, por medio de una serie de notas. -La literatura irreverente y acérrima que como la maleabilidad de las cosas fluye y convulsiona frente a nuestros ojos. -El cine o la pantalla que nos compra y que nos adormece dejándonos pasear por cualquier lugar, por cualquier mundo. -La fotografía que paraliza el tiempo, que detiene el inexorable caminar del sol, detiene el batido de las alas del águila y determina al final la imagen que como un lugar extraño perdurará y coexistirá por siempre. -El teatro, el imitante, el copista que se alimenta de nosotros como el árbol de la lluvia, el teatro no solo representa nuestra andar pasado, presente y futuro, sino que como el mejor libro de auto-ayuda nos hace entender porqué nos tropezamos con la piedra y porqué tomamos ese camino.


Nunca te olvides de que la cultura es tuya, es mía y es de todos. Por eso escribo lo que sé sobre cultura, porque no solo es mía sino que también es tuya y debo compartirla con sus otros dueños.
Acompáñame en este viaje que está comenzando, ayúdame a ver lo bueno en ese día gris, comprende mi motivación y aliméntate de mí como yo lo haré de ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada