lunes, 19 de diciembre de 2011

Una amistad imposible


   Existe la creencia o mito de que la amistad entre un hombre y una mujer es imposible. Lo importante no es que esto se crea o que se diga, el problema está en todo lo que tiene detrás esta afirmación.


   Siempre repito la misma cantinela, cual loro irritante y es la de condicionamiento humano, lastre social, etc. Pues el mito de hoy practicamente se venera e incluso influye a muchas personas tanto en cuanto no conciben la amistad entre géneros opuestos.

   Mantener un prejuicio o mito en nuestra vida nos limita, y para ser más concretos nos perjudica y nos ata de tal forma en que nuestra libertad no es completa, puesto que dependemos.

   Mujeres y hombres, hombres y mujeres, la reivindicación constante de igualdad, la lucha contra la violencia de género, la imposición del predominio masculino en una sociedad patriarcal y falocéntrica. Todo esto lucha entre si cuando oímos por un lado que ambos sexos son iguales y luego por otro que no pueden ser amigos.

   Hay dos teorías la primera es que tarde o temprano una de las partes acaba queriendo algo más, que la amistad degenera hasta el punto primario de sexualizar la relación o sentir algo más allá de la amistad. La otra teoría es que hombres y mujeres no se entienden, ya sea porque las mujeres hablan un idioma incomprensible para sus semejantes masculinos o porque estos solo saben hablar de coches y futbol... sin duda leer esto resulta tópico y absurdo porque sabemos que no es así, aunque la pregunta está en por qué seguimos oyendo que hombres y mujeres no pueden ser amigos.

   Machismo, sexismo y muchos más ismos, pensemos por un momento en este maldito mito, porqué los niños con cuatro, cinco o seis años, no tienen problemas, solo quieren jugar y miran si es niña o niño la cuestión es pasarselo bien... pero en cambio crecemos y perdemos esa libertad, nos cargamos con mitos y prejuicios con los que recelamos o nos pensamos dos o tres veces antes de mantener una amistad.

   Por Dios saquémonos esta maldita idea de la cabeza, no tiene fundamento, y tampoco la tiene la versión hacia los homosexuales, y es que se dice que la amistad entre un gay y una lesbiana no puede existir.

   Dediquemos un momento a reflexionar al respecto, a ver que sí tenemos amigas/os y que nadie nos debe condicionar al respecto.... un mito menos y sigamos restando!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada