martes, 13 de marzo de 2012

~ De perritos va la cosa ~


  Ya en su día hablé de las manías que tienen los gatos, pues ahora quiero dedicar este espacio para sus "enemigos" o "amigos" según se mire, me refiero a los perros.


   Son cosas que hacen siempre y que muchos ya no se fijen y que toman como una rutina sin saber bien el porque.


- Enterrar sus huesos. acostumbrados a cazar grandes presas, los perros salvajes solían guardar parte del botín en lugares seguros. Por esta razón cuando se les da un hueso juegan y saborean un poco y luego hacen un hoyo y lo guardan. Momentos que parecen desaforados en busca de un sitio para poder esconder su premio o recompensa. 


- Dormir a los pies de su amo o muy cerca. Así están mas cómodos y marcan territorio sobre otros, en algunos casos posesión. Pero nos sigue encantando que se queden ahí acurrucaditos, si es que son tan monos...




- Orinar en arboles, paredes...al igual que la anterior pues lo hacer para marcar su territorio y así dejar su rastro a los demás. Esto pasa también cuando después de hacer caca con las patas delanteras lo tapan un poco, no es por higiene como los gatos sino por marcar terreno. 


- Estar con la lengua afuera. Los perros al contrario que nosotros no transpiran por la piel, es decir no sudan igual. Nos puede resultar hasta bueno verlo con la lengua así porque se ven felices, pero en realidad están pasando calor.













- Lamerse sus partes. Muchos dirán que por ser cochinos pero todo lo contrario es por higiene, cuando terminar de orinar. No todo lo malo se le tiene que señalar en cuestión de antihigiene a los perros. 


                     

Y mas que se me quedan en el tintero. ¿Tienes algún perro o conoces alguna que haga estas cosas o sabias a que se debían? Si es así, no dudes en comentarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada